fbpx
Seleccionar página
Compartir en:

Y bailaron hasta no sentir los pies


Boda civil en Miravalle Madrid

Una guapísima novia vestida de rosa, una familia y amigos con unas ganas tremendas de divertirse, un novio que no paró de bailar hasta altas horas de la noche son los ingredientes perfectos para una boda inolvidable.

Se podría decir a día de hoy que la boda de Carol y Adri ha sido la boda dónde más he visto bailar a todo el mundo. Tanto la ceremonia como el banquete se celebraron en el precioso complejo Miravalle situado en la localidad de Guadarrama en Madrid. Realmente fue una auténtica gozada formar parte de tan bonita historia de amor. Bonita, peculiar y divertida hasta no poder más, pues la familia de Adri, que había venido de Rumanía para formar parte de un día tan especial, nos deleitaron con las costumbres y los bailes de su país.

Quiero dar las gracias desde aquí a mi compañera y amiga Laura Mardi por haberme hecho partícipe de esta preciosa y alegre boda. Y a Carol y Adri por ser tan auténticos.

 


Si quieres ver la galería a pantalla completa pincha aquí.