fbpx
Seleccionar página
Compartir en:

Verano en Zamora


Reportaje de familia en Zamora

Qué agradable es pasear junto al río Duero en una tarde de verano. Desde la playa de Los Pelambres las vistas de Zamora son increíbles. Por eso es uno de mis sitios preferidos. Y no sólo para hacer fotos. Me encanta volver a ese lugar una y otra vez. Es sentarme en la orilla, observar como la corriente arrastra junto a mí sus aguas camino del Atlántico, y mi mente comienza a viajar hacia el pasado e imaginar ¿Cuantas historias y leyendas guardarán esas aguas viajeras? Que, como dijo Machado, cruzan el corazón de roble de Iberia y de Castilla.

El río del vino, podríamos llamarle. Sus aguas se convierten en vino allí por donde pasan. La historia de los ríos y las viñas se ha entrelazado desde siempre. Y nuestro río Duero no sólo nos sacia la sed, también es capaz de deleitarnos los sentidos, incluido el del gusto.


Si quieres ver el reportaje a pantalla completa pincha aquí