fbpx

¡Quién pudiera volver a la infancia!


 

Marghe e Irene viven en ciudades diferentes, incluso en países distintos. Las circunstancias de la vida han hecho que cada una haya elegido un camino diferente a la otra. Pasan mucho tiempo sin verse, a veces meses y meses. Cada vez que tienen la oportunidad de juntarse el tiempo se detiene para ellas, e incluso da marcha atrás. De repente se transforman en las niñas que correteando jugaban por el paseo marítimo de la preciosa ciudad que las vio crecer, Livorno. Tienen tantas cosas que contarse y tantas historias, vividas juntas, que recordar.

¡Quién pudiera volver a la infancia! Sin prisas, sin preocupaciones ni quebraderos de cabeza. Sin necesidad de tener que marcharte lejos de tus seres amados porque en tu querida ciudad no hay trabajo ni oportunidades para todos.

Disfruta de cada pequeño momento de placer como si fuera el último. La vida está llena de instantes que desaparecen con cada tic tac del reloj para no dejarnos más que un recuerdo.

Reportaje fotográfico en Livorno a dos amigas muy especiales